likeme

Just another WordPress.com weblog

!!!!!lo bien que se vive en El salvador!!!!!!!!!! todo es paja

El Salvador.- El 58 por ciento de los salvadoreños vive bajo el umbral de la pobreza

El 70 por ciento de las familias vive de las insuficientes remesas que envían los 720.000 salvadoreños que anualmente salen de su país

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

En El Salvador 58 por ciento de la población vive bajo el umbral de la pobreza, una situación que provoca la salida del país de 720.000 personas cada año. El 70 por ciento de las familias que se quedan sobreviven gracias a las remesas que los emigrantes envían desde el exterior, unas cantidades que, sin embargo, no alcanzan para para cubrir las necesidades básicas -alimentación, agua, electricidad, educación y salud– de una familia media compuesta por entre cuatro y seis miembros. Ante esta situación, y en un intento por frenar el éxodo masivo de población activa del país, la Fundación Intervida apuesta por los programas de formación para incrementar ingresos.

Según los datos que manejan los equipos de Intervida en El Salvador, siete de cada 10 familias salvadoreñas reciben remesas mensuales que oscilan entre los 210 y los 425 euros, para muchas de ellas esto son sus únicos ingresos. Sin embargo, para cubrir las necesidades básicas de una familia media, que se compone de cuatro y seis miembros, son necesarios entre 510 y 640 euros mensuales.

Ante esta situación son muchos los salvadoreños que apuestan por salir de su país y ganarse la vida fuera. Intervida propone frenar este éxodo masivo de población activa trabajando con las comunidades en la búsqueda de alternativas de ingresos.

Así, a través de las 10 Casas de Encuentro que ya se han abierto en todo el país, se incide en la formación integral de los jóvenes con cursos de capacitación y talleres laborales para reducir su vulnerabilidad laboral. Además, los equipos de Producción de la Fundación humanitaria desarrollan, junto con las comunidades, proyectos que permitan a las poblaciones incrementar sus ingresos sin necesidad de emigrar.

Hoy en día, las remesas de los emigrantes forman uno de los principales pilares de la economía salvadoreña y generan una dependencia inevitable de la economía de otros países. Por poner un ejemplo, sólo Estados Unidos acoge al 75 por ciento de los emigrantes salvadoreños en el mundo.

Representan más del 14 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de El Salvador y son la fuente de ingresos externos más importante del país, superando a las exportaciones de café y las ‘maquilas’ (fábricas de manufacturas), las dos actividades económicas en las que sustentan la captación de divisas.

LAS REMESAS, BASE DE LA ECONOMIA

Se convierten de esta forma en la base de la economía, de forma que muchos reiteran que, sin las divisas del extranjero, no se sobreviviría en El Salvador. Sin embargo, estos ingresos no son suficientes para sacar a los hogares de la pobreza, pues las causas que la originan son estructurales, por lo que las familias no pueden ir más allá de la economía de subsistencia.

Según el Banco Central de Reserva de El Salvador, entre los pasados meses de enero y mayo de llegaron al país en forma de remesas 972,4 millones de euros, lo que significa un crecimiento del 15,1 por ciento respecto al mismo periodo de 2004, cuando se ingresaron 845 millones de euros.

En total, el año pasado ingresaron 2.165 millones de euros, mientras que este año se prevé que entrarán unos 2.333 millones de euros, es decir, un 7,3 por ciento más que en 2004, siguiendo la tendencia de los últimos años.

SIN OPORTUNIDADES DE EMPLEO

Sin embargo, estos ingresos no suponen logros económicos para la nación, ya que los principales sectores de actividad están estancados. Además, la migración implica una pérdida importantísima de mano de obra, ya que la mayoría de las personas que migran son jóvenes con estudios con una media de 24 años de edad.

Con una población de 6.700.000 habitantes, datos del Ministerio de Asuntos Exteriores salvadoreño señalan que 2,3 millones de salvadoreños –más de la tercera parte de la población– viven en Estados Unidos y otros países del mundo, huyendo de la pobreza y del pasado conflicto armado.

La inexistencia de oportunidades de empleo, así como la situación de pobreza, especialmente en las áreas rurales, son los principales propulsores de la migración internacional que provoca que al año salgan del país 720.000 personas, según datos del Centro Centroamericano de Población, lo que equivale al crecimiento vegetativo de la población económicamente activa.pobres-thumb.jpg

LA POBREZA EN EL SALVADOR

CERRAR LA SITUACION ECONOMICA DEL PAIS…



Situación de pobreza y pobreza extrema a nivel nacional:

Se sabe que la pobreza es un problema social, más aùn es un desequilibrio social. Ya que es la carencia de lo necesario para el sustento de la vida.

La pobreza Urbana y Rural._

Para que una familia con 5 miembros vivan una vida digna necesita por lo menos lo más básico que seria: vivienda, vestuario, alimentación, salud y educación. La canasta básica es un ingreso mensual que necesitan las familias para cubrir sus gastos. En diciembre de 1995 se cree que las familias tenían un ingreso aproximado de $490.00 para cubrir las necesidades de la canasta básica, si hacemos un calculo de lo que recibían las familias en el “95”, en el 2006 las familias deberían tener un ingreso de $1000.00. Las familias que tengan menos a lo antes mencionado se consideran pobres, ya que no alcanzan a satisfacer sus necesidades. Las familias que no tienen ni para comprar comida están en extrema pobreza. En El Salvador la pobreza es muy grave. Vivimos en una realidad que no se puede ocultar. Según el fondo de inversión social (FIS) que es un organismo oficial, el 58.6% mas la mitad de los Salvadoreños son pobres, el 27.9 viven en extrema pobreza y el 30.6 en la pobreza relativa. La pobreza relativa, es cuando solo se alcanza a cubrir los gastos de alimentación, pero no las demás necesidades básicas. Los departamentos más pobres son: Cabañas, Ahuachapan, La Unión, Morazán, Chalatenango y San Vicente. En estos departamentos 2 de cada 3 habitantes viven en situación de pobreza.

 

    

Desempleo y pobreza causas de la delincuencia

El desempleo y la pobreza son las principales causas del alto índice de delincuencia en El Salvador, según una encuesta divulgada el 13 agosto por una universidad privada de este país, la cual también revela que un 53,7 por de la población está a favor de la pena de muerte para combatirla.


El sondeo fue realizado por la Universidad Centroamericana (UCA), dirigida por jesuitas, entre el 4 y el 12 de julio pasado entre una muestra de 1.228 adultos de zonas urbanas y rurales de todo el país.El vicerrector de la UCA, Rodolfo Cardenal, dijo en una rueda de prensa que los niveles de violencia, aunque son altos, se mantienen estables desde 1996, según los resultados del sondeo.La investigación descubrió que un 36,4 por ciento de los consultados cree que el desempleo es la principal causa de la delincuencia, un 17,1 dijo que la pobreza, un 7,7 la atribuyó a la posguerra y un 7,6 a la desintegración familiar.El resto respondió que no sabe o que se debe a la vagancia, a las leyes blandas, la pérdida de valores y la incapacidad de las autoridades.

Un 53,7 por ciento de los encuestados se manifestó a favor de la reimplantación de la pena de muerte con el fin de combatir la criminalidad, tal como lo propuso recientemente el presidente de la República, Armando Calderón Sol.

Preguntados sobre otras formas de combate de la delincuencia, un 26,1 por ciento de los encuestados dijo que hay que modificar las leyes, un 15,8 se pronunció a favor de castigos drásticos y un 14.1 consideró necesario ampliar la vigilancia.

A la interrogante sobre si los nuevos códigos penales, en vigor desde el pasado 20 de abril, ayudarán a controlar el crimen, un 66,7 por ciento dijo que no, un 22,9 por ciento consideró que sí y un 10,4 por ciento no sabe.

Aunque un 52,5 por ciento opinó que la gente tiene derecho a buscar la justicia por su propia mano, un 60,1 se pronunció en contra de la existencia de grupos clandestinos armados, así como de que los grupos de vecinos se armen para combatir el crimen por su cuenta.

Cardenal destacó los resultados que obtuvo la pregunta sobre si los hechos delictivos fueron denunciados, ya que un 70,8 de las personas que fueron víctimas no lo hizo.

“Esto demuestra que la frustración de la población en el sentido de que cree que si denuncia un hecho de delincuencia será por gusto porque nadie hace nada al respecto”, expresó Cardenal.

Los delitos más frecuentes que han sufrido los encuestados fueron asaltos a mano armada y amenazas para obtener dinero. Para un 49,3 por ciento de las personas consultadas, el Gobierno “no ha hecho nada” por acabar con la delincuencia, un 18,2 cree que no ha hecho lo suficiente por falta de capacidad y un 13,3 dijo que las leyes no son adecuadas.

Por su parte, el jefe del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) de San Salvador, Eduardo Linares, declaró que el centro de la capital salvadoreña se ha convertido en “territorio controlado” por los delincuentes.

El funcionario, ex dirigente guerrillero, dijo que en el centro de San Salvador no sólo se da un alto número de asaltos, robos y hurtos a diario, sino que en muchos lugares se venden drogas y estupefacientes “sin que la policía haga acciones efectivas”.

Además, denunció, existen cerca de 12.000 comerciantes establecidos en las calles que venden mercadería que ha entrado al país de contrabando y se han instalado a la fuerza en lugares que obstaculizan las ventas a establecimientos que sí pagan los impuestos. EFE


Víctimas policialesUn total de 307 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador han muerto entre marzo de 1993 y la primera quincena de agosto de 1998, la mayoría en cumplimiento de sus labores, informó el 20 de agosto la institución en un comunicado oficial.La PNC dice que del total de agentes fallecidos, entre ellos 11 mujeres, 173 fueron asesinados a tiros, 7 con arma blanca y tres que fueron mortalmente heridos tras serles lanzadas granadas de mano artesanales o de uso privativo de la Fuerza Armada.De los demás policías muertos, 47 perdieron la vida en accidentes de tránsito o de otro tipo, 33 se suicidaron, 11 se ahogaron y el resto fallecieron por distintas enfermedades.

La Policía Nacional Civil fue creada en virtud de los acuerdos de paz firmados en enero de 1992 entre el anterior Gobierno y la entonces guerrilla, y en la actualidad cuenta con unos 15.000 efectivos.

El primer despliegue de agentes de la PNC se produjo en marzo de 1993 y el mayor número de muertos se registró en los años 1995, 1996 y 1997, con cifras de 62, 75 y 61, respectivamente, mientras que en lo que va de 1998 han fallecido 65. ACAN-EFEplata_pobres.jpg

Presuntos expertos en desarrollo de la Universidad de Harvard sostienen que el mundo globalizado es una pirámide cuya base es la pobreza y que esa pobreza es necesaria para que todo se mantenga y funcione. Aceptar esto significa regresar a la sociedad  profundamente injusta de la Edad Media

Han pasado casi veinte siglos desde que el publicano Mateo escribiera en su evangelio el reproche de Jesús de Nazaret a sus discípulos: “pobres tendréis siempre con vosotros, pero a mí no me tendréis”, cuando aquéllos protestaron porque una mujer derramó un caro perfume sobre la cabeza del maestro, pero estos profetas del paraíso neoliberal descubren el mensaje religioso y lo travisten en dogma económico inamovible en la sociedad global. ¡Pobre Jesús de Galilea, cuánto y tanto han trastocado tus mensajes!

Tal pésima nueva se conoce en plena conmoción por el huracán Katrina sobre Nueva Orleáns (Louisiana, EEUU) y cuando la Conferencia de Naciones Unidas para Comercio y Desarrollo (UNCTAD) concluye que la economía ha crecido un 4% en 2004. Un crecimiento no traducido en reducción de pobreza.

Que la pobreza es la base del mundo globalizado neoliberal es innegable. El último informe de la Oficina Federal del Censo de EEUU reveló que en el país más rico de la Tierra ya hay 37 millones de pobres (casi un 13%), que los pobres no cesan de aumentar en ese país desde hace cuatro años y que también aumentan los pobres blancos, no solo negros e hispanos. En la próspera Alemania, el número de ciudadanos bajo el umbral de la pobreza ha pasado en cinco años del 12,1% al 13,5%.

En el mundo, denuncia UNICEF, mueren cada día 4.000 niños y niñas porque 400 millones de niños y niñas -casi la quinta parte de la población infantil del mundo-carecen incluso del mínimo de agua potable necesario para sobrevivir. Y eso es pobreza. Según el PNUD (oficina para el desarrollo de ONU) ¡cada tres segundos!, en algún lugar de planeta, muere un niño por causas relacionadas con el hambre.  También  aumenta el número de niños pobres en países ricos. Según el informe “Pobreza infantil en países ricos en 2005” en los países de la OCDE (los más desarrollados) hay entre ¡40 y 50 millones de niños pobres! Y la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) calcula que uno de cada siete habitantes del planeta pasa hambre. Son 852 millones de seres humanos que no pueden alimentarse todos los días o en muchos días. Pobreza significa cientos de millones de dolor, de angustia, de sufrimiento, de indignidad.

Pretender que la pobreza es necesaria para que el mundo funcione es una canallada. Es regresar a la sociedad atrozmente estratificada y profundamente injusta de la Edad Media, es volver a la insoportable organización social esclavista de los tiempos de Roma republicana o imperial… y de siglos posteriores. Es pretender que hay dos clases de seres humanos: una mayoría que sufre y paga las consecuencias y una minoría muy minoritaria que se monta sobre las espaldas del resto la Humanidad y derrocha obscenamente.

Esos pretendidos “expertos” son voceros, mercenarios y estómagos agradecidos del vigente dogma económico neoliberal, el de la libertad ilimitada para el capital (sobre todo financiero), la desaparición de normas y controles, la privatización a ultranza de lo público y la reducción del Estado hasta el enanismo (salvo para guardar el orden ante reacciones y reivindicaciones de los de abajo, base de la pirámide).

Conviene recordar un escrito del periodista Miguel Ángel Bastenier a propósito del desastre de Nueva Orleáns: “En el golfo de México, un huracán ha rendido, indirecta pero cruentamente, homenaje a Keynes, al Estado-Providencia, al Estado-Nación, tan  vituperado en general como necesario. La debacle del Katrina remacha lo que la realidad prueba cotidianamente, que el neoliberalismo no sirve para defender al ciudadano; que el Estado es todavía insustituible. Neoliberalismo, licuefacción del Estado, confianza ciega en el mercado, y que el resto corra a cargo de las ONG, es igual a la ley de la selva. El Estado es todavía lo que nos separa de una barbarie”.

O superamos el dogma neoliberal –política, económica y culturalmente hablando- o el neoliberalismo acabará con la Humanidad.poverty1.jpg

About these ads

noviembre 13, 2007 - Publicado por | hoy

1 Comentario »

  1. creo q en nuestro pais lo que vale no es la dignidad de las personas sino el que tenga mas ingresos..Cada persona deberia ser valorada como tal pero no es asi, y ustedes hicieron un analisis que como tal verdad si nustro gobierno lo hubiera puesto en practica no se viviera en tanta probreza..

    Comentario por MARBELY | enero 21, 2008


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: